Error
  • Unable to load Cache Storage: database
  • Unable to load Cache Storage: database
  • Unable to load Cache Storage: database
  • Unable to load Cache Storage: database

LA CRUZ YELENA

Hay proveedores de Nat que son historia de algunos de los símbolos que se utilizan en las lápidas. Mármoles Vidal es uno de los que sirven a Nat desde hace ya muchos años. El suegro y fundador de la empresa en el año 51, fue José María Vidal González, luego son sus dos yernos, Pepecruz1 Navas del Fresno y su socio y cuñado Pepe Chover, los que continúan con la empresa hasta hoy. Pepe Navas, este artesano de la piedra, es el verdadero creador de la cruz Yelena. Se dedica exclusivamente al mármol y a los cementerios; es un escultor autodidacta, aprendió solo. También hicieron chimeneas en boisseries, cuando fue moda, que se adaptaban y personalizaban a medida. Nos cuenta con mucha humildad y a la vez con la voz tranquila de alguien a quien la experiencia hizo maestro...

“Nosotros hacemos molduras que la tupi no puede, muchas lápidas se hacen con molduras. Hacemos montones de metros lineales de molduras. Si has estado en Roma, las lápidas de gente con mucho poderío al final eran sencillas, una inscripción en piedra lisa: Claudio, Trajano... cruz5Y yo creo que al final se está simplificando tanto actualmente, que llegaremos a eso. cruz2Trabajamos aquí cuatro personas, y hoy por ejemplo están colocando en Foyos, Puerto de Sagunto, Bugarra, Cheste... Nosotros hacemos la segunda inscripción como trabajo habitual. Y esculturas hemos hecho para, por ejemplo, un panteón de Picanya, pero de imágenes era más mi suegro, que era escultor. Yo no, pero gracias a la máquina de control numérico que te la desbasta y te la encaja, una vez encajada ya es fácil para mí. Si no hay que hacerla, que decía el otro, hay que quitar la piedra que sobra, hecha ya está.”...

La cruz Yelena tiene un proceso extraordinario, desarrollado por este escultor de oficio, que acaba con un pulido de tres tipos de lija diamantada. La numeración, 200, 300, 400, 800, 1500, 2000 y 3000. “Donde te arrimes te puedes manchar”... nos dice.cruz3 Nos muestra todas las fases del proceso, desde que la dibuja a mano, hasta como va encajándola en la pieza de mármol. Y nos cuenta algo realmente interesante... por qué esta cruz se llama Yelena... “Yo tenía un cliente de muchos años, cliente importante de Onteniente, Mármoles Belda, mi suegro ya le hacía trabajos en el año 51, entonces, uno de los socios que no tenía hijos, albergó una nena de Chernóbil de las que venían cada año a la Comunidad Valenciana en acogida, y este socio era un chaval muy innovador, cogía cada año un modelo nuevo de cruz, de hecho nosotros sacamos el modelo de cruz que no se cruza, la cruz 2000, y dice, oye ya que tengo la nena porque no sacas un modelo nuevo que ella lo vea, y le hice esta cruz y cuando vino a cargarla me preguntó como se llamaba este modelo, y le pregunté como se llama la nena, y me dijo Yelena, y le dije que así se llamaría la cruz. La nena estuvo aquí tres meses, luego tuvieron contacto a través de Cruz Roja, pero creo que ya no saben más de ella. cruz4Y la cruz la llaman así ahora todos los marmolistas, es el nombre oficial para este tipo de cruz, que si tuviera derechos sobre el nombre, ya podría vivir de ello”... (Sonríe). “Por cierto ¿sabéis que la Coca Cola es de Aielo de Malferit?, es del pueblo de Nino Bravo, la formula magistral no, pero la versión primera quizá sí, les pagaron, dijeron, en 1952, 30.000 ptas. por la patente...” (Hemos sabido después que ciertamente, en el pueblo afirman que no casualmente el Licor de Nuez de Kola Coca existió antes que la Coca Cola y se presentó en Philadelphia un año antes de su aparición, si bien eran bebidas distintas, una con alcohol y otra sin alcohol, aunque con ingredientes similares, y que realmente Coca Cola saldó cualquier tipo de controversia pagándoles por la patente en España cuando quiso introducirla aquí). La máquina deja todo redondo, y por eso se sabe enseguida si es a mano o a máquina. Las suyas se nos antojan ciertamente con más personalidad. Y este gran trabajador de la piedra, transmite verdad con las manos y también con su timbre de voz.