Error
  • Unable to load Cache Storage: database
  • Unable to load Cache Storage: database
  • Unable to load Cache Storage: database
  • Unable to load Cache Storage: database

ARTESANOS DEL ACERO

CUANDO LA TRADICIÓN, LA EXPERIENCIA Y LA ARTESANÍA FORMAN PARTE DE NUESTRA FORMA DE HACER

Muchos de nuestros trabajos no pueden realizarse sin las manos expertas de nuestros artesanos. Parte esencial de nuestra firma es seguir respondiendo como antaño a todos los productos personalizados y a todos los elementos de nuestras lápidas, con la calidad que sólo unas manos humanas pueden dar. Entre las empresas que trabajan con NAT desde hace muchos años está, por méritos propios, la firma HIJOS DE GASPAR CANO. José Vicente Cano y sus hermanos, Paco y Carlos, el más joven, que además nos hace de anfitrión y responde con exquisita amabilidad a nuestra curiosidad. Nos muestra todas las máquinas funcionando para que no tengamos que imaginar nada. Fabrican sobre todo los marcos de NAT, marcos que sirven para proteger las lápidas de nichos interiores, de la intemperie, cerrándolas por fuera con cristal. Al menos quince años con NAT, pero el estilo de nichos con lápida exterior es ahora el preponderante, porque son nichos prefabricados y la faena de este tipo ha bajado un ochenta por cien, La maquinaria que se ha conservado ochenta años porque las necesidades no han exigido más renovación que añadirles un motor, de forma artesanal. Con las mismas de antaño se hacen las molduras. Paco, uno de los hermanos, nos muestra el proceso, esmero y cuidado para evitar que las impurezas puedan generar cualquier imperfección. La máquina de moldurar, le llaman ellos. La dobladora es donde más faena le hacen a Mármoles Nat, para doblar los marcos, no los beneficios, lástima, porque tantos años de dedicación y buen hacer se lo merecían. La máquina ha ido evolucionando con arreglos de tornero, e ideas suyas. Máquina para cortar el acero inoxidable, que hace los ingletes de las molduras. Máquinas artesanales que ellos mismos evolucionan con el análisis que la experiencia y la observación te da, ahora se venden máquinas nuevas que van incorporando todas esas novedades, pero ellos conservan las antiguas que, al parecer, no sufren la obsolescencia programada. El padre de ellos ya se estableció por su cuenta hace sesenta años, y los hijos siempre en el negocio. La siguiente generación no seguirá, porque el negocio ha cambiado mucho y no da para tanto. Nat conserva esta relación por la lealtad y la filosofía de máxima perfección posible.

En Castellón, por ejemplo, se ha unificado ese tipo de nicho y eso ha pasado de treinta nichos a la semana, a ninguno. Ellos están en una reconversión a faenas artesanales, como por ejemplo la realización de letreros exteriores, que necesitan hacerse de forma manual total. Entre ellos hablan valenciano y a nosotros nos responden en castellano, y sobre todo nos hacen sentir de cerca la mucha verdad que tiene su oficio. Por fin vemos además una máquina comprada tal cual, más actual, para cantos. La pulidora, que es la que termina el trabajo. Hay una para pulir y otra para repulir. Y por supuesto está el soldador, que por cierto, María la fotógrafo encantada porque da mucho juego en fotografía. Utilizan papel de periódico para acabar embalando y es un forma espontánea de reciclaje y ahorro a la par.

Los ruidos de taller me resultan atractivos quizás por llegarme de mi experiencia infantil en algún taller que me hiciera notar por primera vez esos olores del metal, los ruidos del yunque, el soplete de la soldadura, las máquinas puliendo... nos ponemos un casco muy simpático hecho de golpeo sobre metal manual, y realizado por alguien en fibra de vidrio como modelo para que ellos lo hicieran como un casco medieval real. Una colección de pósters con ese aire de años, con fotos de fallas antiguas realmente monumentales, yo viví alguna de esas enormidades, la torre Eiffel y la Estatua de la Libertad en la plaza del ayuntamiento de Valencia, que se construyeron con una altura por encima de cualquier edificio, años 70; San Pancracio, que se lo regaló una monja para que la faena y el dinero entren, no salgan del local; Nino Bravo, en la pared.

Nino Bravo

Su relación con Nat es buena por todo, por su fidelidad, porque cumple sus compromisos y porque, además, Nat cree en los artesanos.

Artesanos del aceroHojalatería Hijos de Gaspar Canoacero1acero2acero3